SEGUROS DIVERSOS

Más que palabras


El término seguridad proviene de la palabra securitas del latín. Cotidianamente se puede referir a la seguridad como la ausencia de riesgo o también a la confianza en algo o alguien. Sin embargo, el término puede tomar diversos sentidos según el área o campo a la que haga referencia.

El contrato de seguro es el medio por el cual el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima, a resarcir un daño o a pagar una suma de dinero al verificarse la eventualidad prevista en el contrato. El contrato de seguro puede tener por objeto toda clase de riesgos si existe interés asegurable, salvo prohibición expresa de la ley.

El contrato de seguro es consensual; los derechos y obligaciones recíprocos de asegurador y tomador, empiezan desde que se ha celebrado la convención, aún antes de emitirse la póliza o documento que refleja datos y condiciones del contrato de seguro.

Al realizar un contrato de seguro, se intenta obtener una protección económica de bienes o personas que pudieran en un futuro sufrir daños.

Algunos de los Riesgos a cubrir son:

  • Riesgos Profesionales
  • Seguro de Obras de Arte
  • Responsabilidad Civil Profesional
  • Seguro de Crédito
  • Equipo Electrónico
  • Accidentes personales
  • Embarcaciones
  • Aeronaves
  • Seguro de Contratistas
  • Anuncios Luminosos
  • Protección Intelectual
  • Seguro Educacional